“Hay necesidad”: hispanos en EE.UU. reciben donaciones de pavos para Acción de Gracias


SOURCE: Voz de America

Iniciativas de algunos gobiernos locales y organismos sin fines de lucro permiten que muchos hispanos en Estados Unidos puedan disfrutar del Día de Acción de Gracias a pesar de su situación económica empeorada por la pandemia del coronavirus.

Amparo Ballesteros lleva tres horas haciendo fila en su vehículo para recoger su pavo del Día de Acción de Gracias. La pandemia de coronavirus la ha dejado desempleada y ahora tiene dificultades para encontrar un trabajo de tiempo completo.

Esa situación, irremediablemente, ha impactado sus finanzas personales. “Pensaba tener un día de Acción de Gracias como en años anteriores, pero no va a ser así. Lo estoy pasando súper mal”, dijo la nicaragüense en declaraciones a la Voz de América.

“No hay trabajo”
La mujer acudió al centro de entrega de alimentos que la ciudad de Miami organizó junto a FarmShare, una entidad no lucrativa cuyo objetivo es distribuir comida entre las comunidades más necesitadas de Florida.

“Que nos entreguen estas donaciones es una gran cosa para nosotros, especialmente ahora que no hay trabajo. De verdad que les agradecemos por todo lo que hacen”, expresó agradecida.

El alcalde de la ciudad, Francis Suárez, y la leyenda del baloncesto Magic Johnson se unieron para ayudar a los más desfavorecidos del sur de la Florida, cuya población es mayoritariamente latina en esta zona del país.

“La necesidad es muy grande, no solo aquí sino a nivel mundial. Nosotros solamente estamos tratando de ayudar a las familias que puedan tener unos días de Acción de Gracias un poco mejores”, respondió el alcalde a una pregunta de la VOA.

“Estamos regalando sonrisas”
El deportista, considerado uno de los mejores baloncestistas de la historia, habló con la VOA sobre su participación en esta acción solidaria para ayudar a los más desfavorecidos del sur de la Florida, una comunidad a la que tiene un gran apego emocional.

“Les estamos regalando sonrisas y de eso se trata: bendecir a los otros especialmente en estos momentos tan duros y difíciles”, comentó.

Más entrega de comida desde el inicio de la pandemia
Este tipo de iniciativas no es algo nuevo. En el pasado ya se organizaban, pero la pandemia ha puesto en jaque a muchas familias en todo el país, lo que ha provocado que más personas estén necesitadas y, por ende, muchas más acudan a los centros de entrega de alimentos.

Desde el inicio de la crisis sanitaria, a mediados de marzo, decenas de instituciones y organizaciones sumaron esfuerzos para hacer entregas de comida, conscientes de que mucha gente se estaba quedando sin empleo y la necesidad perseguía a las familias.

“Siempre se trata de ayudar a los residentes con este tipo de eventos y hay mucha gente envuelta para ayudar a la comunidad que tanto lo necesita en estos tiempos difíciles”, dijo Madeline Padilla, una voluntaria.

Juanita Álvarez, una cubana que llegó hace varios años al sur de la Florida, también llevaba varias horas esperando en fila para recoger alimentos. “Toda mi familia vamos a comer de verdad”, comentó la mujer, que no podía esconder su entusiasmo y felicidad al recibir los alimentos.

“Con toda la pobreza que hay con el coronavirus, la verdad es que estoy feliz de que me puedan ayudar”, agregó.

Devolviendo a la comunidad
Los supermercados han sido los negocios que menos han sentido los efectos de la crisis sanitaria del coronavirus. “Es una manera de devolver a la comunidad”, dijo Pedro Mesa, el supervisor de los supermercados Sedano’s, la cadena hispana más grande Estados Unidos.

Su compañía impulsó un proyecto solidario que consistía en la entrega de cestas con pavo, pasteles y frijoles, entre otras cosas, destinadas a mil familias del sur de la Florida.

Sin duda será un día de Acción de Gracias atípico en medio de la pandemia.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) recomiendan no viajar durante estas fiestas para evitar posibles contagios. También piden a la población mucha precaución y seguir todas las normas sanitarias, como el uso de mascarilla y respetar la distancia social.

Source: Voz de America